Cuando las Heridas Personales Resultan en Muerte: Casos de Muerte Injusta

Cuando las Heridas Personales Resultan en Muerte: Casos de Muerte Injusta

Los casos de muerte injusta alegan que el difunto murió como resultado de la negligencia o irresponsabilidad de otro. Los sobrevivientes, dependientes o beneficiarios del difunto pueden entablar un juicio por compensación monetaria por la pérdida contra los responsables. Cada estado tiene sus propios estatutos que cubren las demandas por muerte a causa de la negligencia de otro y no todos los estados siguen las mismas guías, principios y reglamentos.

Las Leyes Sobre Muerte Injusta Varían de Estado a Estado

Algunos estados tienen regulaciones sobre muerte irresponsable y estas permiten que los descendientes inmediatos puedan presentar demandas por daños que sufren cuando el pariente muere. Otros estados protegen los derechos que el difunto tenía en el momento de la muerte y extienden estos derechos para incluir los de los sobrevivientes para entablar una demanda basada en los derechos del difunto. Estos actos incluyen demandas por los daños que resultan de la muerte misma. Finalmente, algunos estados reconocen ambos tipos de demandas pero generalmente tienen provisiones que limitan los derechos de los sobrevivientes para prevenir compensaciones dobles bajo teorías diferentes.

Los individuos que tienen derecho a presentar una demanda por muerte injusta son generalmente los beneficiarios sin embargo, la determinación de quienes son los que pueden presentar una demanda dependerá del lugar y de las circunstancias de cada caso en particular. En cuanto a los beneficiarios, generalmente, los beneficiarios principales casi siempre son la esposo/a y los hijos y en algunos estados los padres del difunto. En muchos estados, si el difunto no dejo esposa, hijos, o padres, el estado puede otorgar la posibilidad de considerar a familiares que nos sean tan cercanos al difunto. A veces, la compensación, si es que hay alguna, es simplemente dada a los herederos legales del difunto o distribuida entre los beneficiarios de la herencia, como se hace en cualquier proceso de herencia.

En la mayoría de las jurisdicciones, para ser legalmente responsable, no es necesario que la conducta del demandado sea la única causa de la muerte. Aun cuando la negligencia del demandado contribuya a la muerte de la persona solo en parte, o en conjunto con otras circunstancias, se puede encontrar responsabilidad por la muerte. Generalmente, la causa para demandar por muerte injusta puede solo ser resultado de cualquier teoría de juicio de daños, incluido daños intencionales, por descuido o por comportamiento negligente, o estrictamente por responsabilidad.

Cuando se encuentra un demandado legalmente responsable por la muerte de otro, existen diferentes maneras de obtener compensación por daños. Por ejemplo, el demandante puede recuperar los gastos médicos y tratamientos relacionados con la conducta negligente, los gastos de funeral, la perdida de ganancias futuras, el valor de la perdida de los beneficios del difunto (tales como pensiones, seguros médicos y de salud) y el valor de la perdida de compañía. En algunos estados, además de daños punitivos los demandantes pueden ser compensados por daños de dolor y sufrimiento o angustia mental que experimentaron a causa de la muerte.

El método o forma de calcular los daños en un caso de muerte injusta puede ser muy compleja, especialmente cuando se trata de calcular las pérdidas pecuniarias a que tienen derecho los demandantes. Perdidas pecuniarias generalmente incluyen la pérdida de apoyo para el sobreviviente, contribuciones y servicios perdidos a causa de la muerte. La base para computar estos daños incluye, lo que se esperaba que el difunto viviera y el tiempo que se esperaba que trabajara. También deben considerarse lo que se espera que vivan los beneficiarios y el resto del periodo de minoría de cualquiera de los beneficiarios. Al calcular el valor de la futura perdida de los sobrevivientes, no solo hay que considerar el sueldo del difunto, la corte también puede considerar el valor de las contribuciones hechas por el difunto, la preocupación del difunto por su familia, sus hábitos personales, sus costumbres en cuanto a gastos.

En los casos donde hay más de un beneficiario, los daños recuperados serán distribuidos entre los beneficiarios. La mayoría de los estados distribuyen los beneficios entre los beneficiarios de acuerdo al grado de perdida. Sin embargo, en algunos estados se asigna lo que se recupera según lo que dice el estatuto; en otros estados los beneficios se asignan según la ley de herencia normal dentro del estado.

Un demandante en un caso de muerte injusta, en general, tiene derecho a incluir cualquier defensa que el difunto podría haber incluido en una demanda si es que no se hubiera muerto. Por lo tanto, si el difunto contribuyó negligentemente en causar su propia muerte, el demandado puede usar esa defensa en el juicio de muerte injusta. También, en la mayoría de los estados, si el difunto hubiese recuperado algunos daños, tal como en el caso en que la muerte no es inmediata y el difunto logro éxito en su demanda, los sobrevivientes no pueden hacer una demanda de muerte injusta y recuperar beneficios por los mismos daños. Hay limitaciones en esta prohibición y en algunas situaciones, los sobrevivientes pueden tener derecho a empezar o mantener una demanda.

Conclusión

Cuando una persona querida muere, lo complejo de las demandas legales contra el que contribuyo a la muerte son incontables. Durante este tiempo tan estresante y emocional, la mejor manera de proceder es buscar la ayuda de un abogado con experiencia en lesiones personales y en casos de muerte injusta. Ellos pueden guiar a los familiares sobrevivientes a través del complejo laberinto legal y ayudarle en adquirir remuneración por sus pérdidas devastadoras. Comuníquese hoy mismo con Proner y Proner.

Leer más información sobre los tipos de lesiones personales.

RECENT SETTLEMENTS

Last year we recovered over $15 million for our clients. With that money, our clients are able to pay their medical bills. They are getting their lives back on track after serious injuries and they are holding to account the people who wrongfully injured them.

VIEW VERDICTS & SETTLEMENTS

$1,100,000.00 - Female, 35: Motorcyclist hit by oncoming traffic


Our client was riding on the back of a motorcycle going south when the defendant heading north made a left hand turn in front of the client, causing the accident.
Injuries: Fractured left leg which required surgery

We understand motorcyclists because we ride

VIEW MORE VERDICTS & SETTLEMENTS

$5,100,000.00 - Female, 43: Cyclist hit by truck


Our client was riding her bicycle when a truck was turning and came up onto the sidewalk. Our client went to back up and the truck struck her.
Injuries: Catastrophic injuries to entire right side of body below the waist resulting in amputation of the right leg and hind quarter; bladder rupture; multiple rib and spinal fractures.

$3,500,000.00 - Female, 33: Serious personal injury


Our client fell down the stairs and was knocked unconscious at a New York City
subway station.
Injuries: Fractured skull, subsequent seizure disorder.

$4,300,000.00 - Male, 63: Pedestrian hit by bus


Our client was crossing a street when a bus hit a car and the car spun and hit him.
Injuries: Traumatic brain injury; fractured shoulder.

$750,000.00 - Male, 35: Workers' compensation


Our client was changing a pump strainer on a hot air furnace when he stepped on a board and fell through the ceiling.
Injuries: Herniated disc which required surgery.

RECENT BLOG POSTS

Contact Proner & Proner

*All fields are required